Gallocanta, esperando a las grullas



Hace algunos días estuve en Gallocanta, laguna que se encuentra entre las provincias de Zaragoza y Teruel, donde las grullas realizan una parada técnica para repostar y después proseguir su largo e incierto viaje que las lleva, cada año, desde sus lugares de invernada, en las dehesas del suroeste peninsular, hasta sus zonas de cría en los países del norte de Europa.
Inesperadamente, nos encontramos también con un buen grupo de buitres leonados que han encontrado en la zona un buen lugar para alimentarse. Estas son algunas imágenes de este viaje.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada